¿Y ahora qué?

Me encuentro en la cafetería, son las 7:30 A.M. Llevaba un par de horas esperando que abrieran el lugar. Creo que merezco un buen desayuno después de varios días sin poder dormir bien por un trastorno de sueño debido al excesivo trabajo que tiene que realizarse en mi ámbito laboral, ¿La causa? No, no es la ambición; la verdad no niego que la tenga, ¿la perfección?, No, tampoco se trata de perfección, ¿la sobresaturación de tareas dentro de la empresa? Puede haber algo de esto, pero el problema creo que lo tengo bien identificado.

La economía es un tema muy complejo y de la cual se derivan muchas vertientes lo que hace muy larga la cola de quejas y sugerencias, como el hecho de que te piden el trabajo al último con poco presupuesto, así como de que cuando si lo hay lo mandan a otros proveedores fuera de la ciudad por creer que lo mejor siempre viene de afuera, ok, ok, no me voy a poner a quejar de temas tan triviales y comunes en las discusiones entre compañeros, probablemente sea la misma conversación de aquí hasta que mis futuros tataranietos la tengan, creo que si algo tenemos que cambiar antes de empezar esa discusión es no dejar que te siga pasando, evitar los trabajos que ya vienen tropezándose, buscar ser más selectivos al momento de aceptar un proyecto, fortalecer la salud emprendedora buscando sanas relaciones laborales, bueno está bien, ser profesional implica cierto desgaste en ocasiones, ¡pero eh!, no estamos en este mundo para trabajar, estamos para vivir con la única maldita encomienda de ser felices. Es por todo eso que hoy me vine a desayunar a la cafetería.

img_3778

Escrito por

Me gusta andar en bicicleta y salir a lugares, Me dedico a la animación 3D y trabajo en L Creativa un estudio de Animación 3D y diseño gráfico.

Un comentario sobre “¿Y ahora qué?

  1. En cierto punto el estar a las 7:30 en una cafeteria, puede hacer tu día mas productivo.
    La distracción de nuestra mente es buena y el observar el como hacen los demás sus tareas, nos abre la mente, nos da ideas que son posibles soluciones o posibles problemas.
    ¿Problemas?
    Claro, pues el simple echo de pensar en la economía, a muchos nos causa un estrés y no me refiero por el echo del como México y el Mundo esta en estos momentos.
    Si no, el simple echo de pagar un desayuno…

    Pero no estoy aquí para abrir un tema de discusión, si no, para dar mi humilde Opinión.

Responder a Guillermo Elizondo González Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s